martes, 15 de noviembre de 2016

Suplementos articulares; qué son y para qué sirven


FreeDigitalPhotos.net
Hola a todos. 

Por las preguntas que nos llegan al blog y por las que nos hacéis en consulta sabemos que os interesa mucho el cuidado de vuestras articulaciones desde un punto de vista preventivo. Por eso, siempre insistimos en que, aunque el paso de los años es un factor inevitable que incide en el deterioro articular, sí podemos actuar sobre otros factores, como son el sobrepeso, la dieta y la actividad física.

A ello, podemos sumarle la suplementación con ciertos productos que solemos administrar en nuestra Unidad de Medicina Preservadora delas Articulaciones. Éstos actúan sobre el cartílago, esa superficie de contacto lisa, deslizante y muy resistente que se encuentra en los extremos de los huesos que conforman una articulación y que hace posible que ésta se mueva con normalidad y sin fricción.

Cuando el cartílago y el líquido sinovial que lo nutre (líquido que se encuentra en una cápsula que sella cada articulación) disminuyen en cantidad y grosor dejan de ejercer su efecto lubricante y amortiguador, de manera que los huesos empiezan a entrar en contacto directo; un contacto directo que provoca un roce brusco que da lugar a la artrosis, un proceso de desgaste que además de provocar un dolor cada vez más intenso y duradero repercute negativamente en la funcionalidad, la movilidad y la calidad de vida de los pacientes.

Utilidades de los suplementos articulares

  • Condroitín sulfato. Es un glicosaminoglicano sulfatado compuesto de una cadena larga de azúcares alternos (galactosamina N-acetilo y ácido glucorónico). Es un componente importante del cartílago que ayuda a su construcción y reparación. Está naturalmente presente en el organismo humano, pero su nivel va disminuyendo con el paso de los años. Algunas enfermedades, como la artritis reumatoide, también repercuten en su descenso.
  • Sulfato de glucosamina. Es muy parecido al condroitín sulfato y por ello se suelen usar de manera combinada. Varios trabajos han demostrado que usarlos juntos mejora el estado articular de los pacientes, que además refieren menos dolor articular en sus zonas afectadas. Además, ahora se administran en tratamientos prolongados que no necesitan ser interrumpidos. El sulfato de glucosamina se extrae de cartílagos de animales por su similitud con el cartílago humano. Aunque se trata de productos muy seguros, las embarazadas o mujeres en periodo de lactancia, los niños y los pacientes que estén tomando anticoagulantes no deberían ingerir esta combinación.
  • Ácido hialurónico. También se trata de una sustancia naturalmente presente en el organismo humano, en numerosos órganos y tejidos, como los cartílagos o la propia piel (por eso es ampliamente utilizado en Medicina Estética). Este polisacárido de textura viscosa tiene un potente efecto lubricante y nutriente de las células del cartílago. En iQtra lo utilizamos ampliamente tanto en forma de suplementos orales como inyectado en infiltraciones ecoguiadas directamente en las articulaciones.
  • Colágeno. Si pensamos que nuestro cuerpo es un edificio, el colágeno serían los ladrillos de las vigas que forman nuestra estructura. Esta proteína forma parte indispensable de hueso, tendones, cartílagos, piel… La función de las proteínas es ofrecer resistencia a los tejidos que van a formar el entramado estructural de nuestro cuerpo, van a soportar el peso del mismo y la fuerza de tracción de músculos, que deben contraerse y estirarse para permitir nuestros movimientos. La edad merma la producción natural de colágeno y la calidad del mismo. Por eso, van apareciendo las arrugas de la piel y las arrugas que no vemos en nuestras articulaciones. Es importante que cuando compréis colágeno tengáis en cuenta que, independientemente de su presentación (goma de almidón, polvo, cápsulas, bebidas…) este ha de ser hidrolizado para que pueda ser absorbido correctamente en el aparato digestivo. En iQtra usamos el colágeno en suplementos que además llevan vitamina C y magnesio y la presentación en realidad depende del gusto de cada paciente. Solemos recomendar su ingesta durante dos o tres meses al año solo o en combinación con cualquiera de las sustancias que hemos descrito.
Eso sí, es importante recordar que ninguno de estos productos hace milagros y que aunque suponen una valiosa ayuda para cuidar el sistema locomotor, es necesario completar su uso con una vida saludable y activa. 

Doctor Antonio Manzano
Traumatólogo y cirujano en iQtra.




También te interesa



2 comentarios:

  1. Podríais recomendar uno que fuera bien para las articulaciones? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los suplementos que contienen los principios enumerados por el Dr. Manzano en esta entrada sirven para cuidar las articulaciones, por lo que no estamos seguros de entender bien tu pregunta. Si te refieres a marcas concretas, decirte que la ética y deontología profesional no nos permite recomendar ningún producto concreto (sea medicamento o no) a través de este blog o cualquier otra plataforma digital, dado que pare ello hay que conocer el caso con detalle y establecer una relación médico-paciente por los cauces habituales. Por otro lado, tal y como avisamos en la carátula de este blog, no incluimos publicidad de terceros. Un saludo.

      Eliminar