sábado, 31 de julio de 2010

¡Felices vacaciones y hasta septiembre!

Estimados lectores, esta es la última entrada de la temporada. Durante el mes de agosto todo el equipo vamos a tomarnos unas merecidas vacaciones, ya que este año ha sido especialmente intenso. La llegada de nuevos e interesantes casos, la asistencia a numerosos cursos de formación continuada en diferentes partes del mundo y, como no, la puesta en marcha de este blog nos ha tenido de lo más ocupados.

Desde aquí os propongo que, si no lo estáis haciendo ya, os toméis las vacaciones con tranquilidad y que aprovechéis para descansar y recargar las pilas. Tal y como sugerimos en la entrada dedicada a los deportes de invierno, especialmente el esquí, es conveniente tener en cuenta que si no se hace actividad física regularmente tendremos que poner especial énfasis en dosificar nuestros esfuerzos.

Deporte seguro

Es fundamental llevar a cabo ejercicios de calentamiento y estiramiento que hagan que nuestros músculos y tendones adquieran mayor elasticiad y, por lo tanto, sean menos propensos a las roturas. Como no, en cualquier salida deportiva que llevéis a cabo es esencial no olvidarse de la protección solar empleando cremas con un índice elevado.

Además, es imprescindible hacerse con unas buenas gafas de sol, un pañuelo o gorro para cubrirse la cabeza y con prendas ligeras, holgadas, transpirables y preferiblemente de colores claros para evitar que los rayos solares dañen la piel del resto del cuerpo y que, al mismo tiempo, no se recalienten demasiado y nos causen un problema mientras entrenamos.

Naturalmente, es obligado no llevar a cabo actividades deportivas en las horas críticas de mayor calor y dejar el esfuerzo físico para las primeras horas de la mañana, en caso de los madrugadores, o al caer el sol.

No obstante, y para no repetirme con lo que expuse en la entrada invernal, querría llamaros la atención sobre el deporte de niños y adolescentes. A pesar de que la comunidad médica está tremendamente preocupada por el hecho de que nuestros pequeños están cada día más pasados de peso y que practican cada vez menos deporte, también es cierto que con cierta frecuencia se produce el fenómeno contrario.

Lesiones infantiles propias de adultos

Es decir, la presencia de trastornos, lesiones y patologías propias de deportistas adultos en pacientes demasiado jóvenes para sufrirlos. En nuestra consulta hemos observado problemas tendinosos derivados de un excesivo desarrollo muscular, lesiones por sobrecarga... con la particularidad de que a veces los afectados ni siquiera habían cumplido la mayoría de edad.

En menor medida, aunque algunos de nuestros colegas ya han alertado de ello, también se han detectado procesos artrósicos incipientes en gimnastas que llevan a cabo ejercicios demasiado bruscos en las barras paralelas, las anillas o la barra fija.

Hay que tener en cuenta que las sueltas sobre un solo brazo, las volteretas en las que se cae sobre las palmas de las manos forzando las muñecas o los giros repetidos en los que los dedos tienen que actuar prácticamente como si fueran garras provocan una serie de microtraumatismos en el cartílago que acaban desgastándolo, lo que conduce a un daño del hueso que tiene difícil solución.

¿Qué hacer?

Hace dos o tres años, la revista de la Academia Americana de Pediatría, Pediatrics, publicó unas recomendaciones acerca de la actividad física de niños y adolescentes debido a que se había observado un alarmante aumento de lesiones por sobrecarga. También es cierto que cada vez hay más críos que practican uno o varios deportes a un alto nivel, de manera que están federados, compiten, participan en concentraciones...

El motivo de este fenómeno no es otro que una excesiva presión física sobre un sistema locomotor que aún no ha terminado su desarrollo y que no está preparado para manejar el estrés de entrenamientos tan exigentes.

Entre estos consejos destacaba, desde mi punto de vista, la importancia del descanso. Durante la temporada escolar es conveniente descansar dos o tres días por semana de la actividad o actividades que se estén llevando a cabo. Asimismo, si el chaval está inscrito en más de un deporte es conveniente que éstas exijan un esfuerzo equilibrado. Es decir, que no todas incidan en el tren superior o, por el contrario, requieran un trabajo únicamente de piernas.

Es absolutamente imprescindible estar alerta de el mínimo signo de cansancio, alteraciones del sueño, agotamiento o dolor, incluso su éste no es de mucha intensidad. Cualquiera de estas señales puede estar avisándonos de que el niño tiene alguna lesión en curso o en ciernes.

El deporte es divertido

En cuanto a la presión psicológica, y aunque no sea estrictamente mi campo, sí me gustaría reflejar una de las ideas que recogía el trabajo del que os hablo. Se trata de inculcar a los pequeños la idea de que el deporte es algo divertido que, además, ayuda a conservar la salud y a estar en forma.

Si estas actividades físicas se convierten en una losa para el niño podemos encontrarnos con una saturación que le haga rechazar estas actividades, además de causarle estrés, ansiedad o bloqueo mental. Es aconsejable buscar disciplinas que le gusten y fomentar las que se le den especialmente bien. Aunque se trabaje el afán de superación no se debe caer en la 'esclavitud'.

En definitiva, y aunque soy un firme defensor de la investigación biomecánica para diseñar todo tipo de dispositivos protectores (como las muñequeras de las gimnastas o las tobilleras de los motoristas, por poner sólo dos ejemplos) creo que es conveniente no olvidar que los niños deben seguir un ritmo diferente al de los adultos.

Hasta septiembre

No quisiera terminar esta entrada dando la sensación de estar echando una regañina. Todo lo contrario. En nombre de todo el equipo de iQtra me gustaría agradeceros la atención que nos prestáis y las preguntas que nos hacéis llegar. Aunque en agosto no actualicemos el blog me gustaría recalcaros que podeis seguir enviándolas, ya que las contestaremos puntualmente a la vuelta de las vacaciones, en septiembre.

Para entonces, espero que podamos celebrar todos juntos que hemos superado las 20.000 visitas.

Gracias a todos de corazón y pasad un feliz verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario