viernes, 13 de octubre de 2017

¿Por qué se lesionan los escaladores?

Created by Skadyfernix | Freepik.com
Hola a todos.

Hace unas semanas, pidieron mi colaboración para un programa de televisión que iba a hablar de escalada. En cuanto recibimos la petición me entusiasmé porque la escalada es una de mis pasiones. 
En realidad, fue uno de los deportes que me hizo decantarme por mi especialidad porque, tal y como he contado en alguna entrevista, encuentro muchas similitudes entre ambas disciplinas.

 Antes de una jornada, el escalador tiene que preparar minuciosamente cada detalle; el clima, la ruta, el material, las ayudas... 
Nosotros en iQtra hacemos lo mismo antes de una intervención. El día antes opero mentalmente cada caso que ya hemos estudiado de manera pormenorizada. Repasamos el procedimiento, el historial de paciente, el instrumental que vamos a necesitar, el abordaje y todo lo necesario para que todo transcurra bien y hacer frente a posibles contingencias. Siempre decimos que los imprevistos hay que tenerlos previstos y esta exhaustiva planificación previa es la que hace que podamos manejarlos con calma y solvencia.

Ya no practico escalada tanto como me gustaría porque he de conservar el pulso de cara a las cirugías que tengo prácticamente a diario, pero lo cierto es que sigo aplicando muchas de sus pautas en mi trabajo como médico. 

Pero bueno, no quiero aburriros con estos relatos, así que paso directamente a contaros lo que verdaderamente os interesa a los aficionados a la escalada.

Al contrario de lo que pudiera parecer, las lesiones que más incidencia tienen entre los escaladores no son las causadas por caídas o accidentes. Éstas se han reducido a menos del 1% en los últimos diez años. Así que bien podemos decir que la escalada es un deporte muy seguro. 

¿Por qué se lesionan los escaladores? 
Nuestros brazos no están diseñados para soportar nuestro peso. Sin embargo, en la escalada, los sometemos a un esfuerzo supra fisiológico; es decir, les exigimos un trabajo y un esfuerzo muy superior al que deberían hacer normalmente. Esto hace que los escaladores sean más susceptibles de sufrir lesiones en los brazos; sobre todo tendinitis en los dedos, sobrecargas en los antebrazos y tendinitis en los hombros. 

Estas lesiones son mucho más frecuentes en principiantes a los que aún les falta perfeccionar la técnica de agarre a la superficie por la que suben. Normalmente, hacen demasiada presión al asir estos agarres por temor a resbalar o por querer imitar a escaladores muy experimentados que se pueden permitir saltos, agarres a dos manos y otras maniobras más espectaculares, pero también mucho más exigentes que los veteranos llevan a cabo de manera muy controlada. 

Realmente, lo aconsejable es relajar la mano para evitar los problemas que hemos mencionado antes y tener siempre en cuenta que los pies son los que han de soportar el peso del escalador, mientras que las manos han de conferirle estabilidad. Con la práctica se aprende a encontrar y equilibrar el centro de gravedad, algo que nos ayuda a repartir el trabajo muscular y a no hacernos daño.

Este trabajo para mejorar y perfeccionar la técnica es clave para progresar y no lesionarse. En la escalada hay que ser especialmente puntilloso en estas cuestiones, en las que creo sinceramente que hay que dejarse guiar por profesionales experimentados que nos irán descubriendo los secretos de este deporte tan especial. Es muy frecuente ver escaladores que han querido quemar etapas demasiado deprisa y lo han pagado en forma de lesión o susto importante.

Por otro lado, antes de una jornada de escalada hay que cumplir a rajatabla la serie de estiramientos previos y tener en cuenta la hidratación y la nutrición correctas no solo antes de iniciar el ascenso, sino también durante y después del mismo. Es importante destacar que un tirón muscular, una pájara o un calambre derivados de no observar estos aspectos son muy difíciles de resolver cuando estás sobre una pared, ya que para un escalador no resulta tan sencillo hacerse a un lado, pedir cambio o retirarse como puede ocurrir en otros deportes.

De hecho, nuestra Unidad de MedicinaDeportiva trabaja codo con codo con la de Nutrición para planificar estos aspectos en función del deporte que se haya escogido.
Intervención íntegra Dr. Villamor pinchando aquí.

Fotografía: Cloud image created by Skadyfernix - Freepik.com
 
También te interesa:



2 comentarios:

  1. Hola doctor hace un año le escribí para hacerle un comentario le repito me caí sobre mi brazo de mi propia altura y dure 9 meses batallando que no me encontraban nada a raíz que me hicieron un TAC detectaron la fractura de la cúpula esta se partió en 2 y me operaron el 15 de mayo del 2016 y hace 1 año6 meses y empecé con una conexión por fuera y ahora me duele demaciado ya fui a consulta y me d8cen que se desprendió el cartílago y hay que operar de nuevo me podría usted decir si una segunda operación es necesaria ya que no e perdido movimientos y los recupere al 100% puedo hacer de todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Claudia, no tenemos constancia de tu consulta. En cualquier caso, hemos de decirte que sin ver tu caso en consulta y analizar las pruebas que tengas en tu poder no podemos darte una opinión que avale o refute lo que ya te ha indicado un equipo de especialistas que además sí ha tenido acceso a estos datos y máxime cuando es posible que haya indicación quirúrgica. Si llamas al 915104400 o escribes a traumatologia@iqtra.com estaremos encantados de ayudarte lo antes posible. Asimismo, puedes recurrir a nuestro servicio de segunda opinión médica, cuyo enlace te adjuntamos, para aclarar muchas de tus dudas antes de desplazarte a nuestra consulta. http://www.iqtra.com/pacientes/consulta-segunda-opinion/

      Eliminar